FANDOM


300px

Llegó la maravillosa tarde, soleada, las nubes tomaban formas peculiares. Tan tranquila era la tarde que se podía escuchar el canto de los pájaros y en el puerto se veían los peces saltando. Y ya con las maletas hechas y todo preparado, nuestros protagonistas se disponen a subir al barco que en breves zarpará y los llevará a un nuevo lugar, una tierra maravillosa conocida como....Francia.

- Bueno, es hora de subir al barco, ¿no crees Megumi?

- Sí, Sebastian-sama.

Estaban disponiéndose para subir, cuando de repente suena voz, bastante conocida para ambos, pues era nada más y nada menos que la voz de Kathryn.

- Sebastian, te has olvidado de algo muy importante.

- ¿De qué? No recuerdo haberme dejado nada.

- De mí.

- Bueno, pues como has venido para nada, si nos disculpas nos vamos.

- *Enfadándose* Muy bonito, pensáis dejarme tirada aquí.

- Pues eso, bye bye...

- Sayonara, Kathryn-san *La mira poniendo una sonrisa cabrona*.

En el momento que suena la alarma del barco, los dos personajes le dan la espalda a Kathryn y entran en el barco.

- Bueno, pues iré sin que lo sepan.

Espera un rato y entra en el barco, con sigilo.

Pasaron horas hasta que el barco decidió zarpar, debido a las múltiples comprobaciones. Por fin empezó a moverse, durante la noche mientras los pasajeros dormían. En el camarote de Sebastian y Megumi, la segunda se levanta en medio de la oscuridad y se dirije hacia la puerta, hecha de una madera bastante buena, según había dicho el capitán, las partes hechas con madera, estaban hechas de caoba, pintadas de negro azabache en contraste con el color azul marino del casco del barco de dimensiones titánicas. Megumi recorre el largo pasillo que separa los camarotes de la cubierta principal, y llega al exterior donde se reflejaba la luna en el mar y en la piscina, una luna llena, y en esto ve una figura negra como la noche. Aquella persona se había percatado de la presencia de Megumi, y con una voz más aguda y siniestra que la del propio diablo dice:

- Te estaba esperando...China de MIERDA.

- Masaka...*Se pone en postura de atacar* Sabía que estarías aquí, aunque no esperaba que fueses tan estúpida...

- Ja ja ja... Muy graciosa, pero espero que sepas que esas serán tus últimas palabras.

- En fin... No por nada soy la favorita de Sebastian, aparte de ser muy buena cocinera, y de ser muy buena en el sexo *se sonroja*, sé otras muchas cosas de mi tierra natal.

- Muy bien gatita, prepárate...

- Kakatte koi, baakaaa.

Comienza una batalla en medio de la oscura noche bañada por los rayos plateados de la luna, Kathryn, la hermanastra de Sebastian frente a Megumi, apodada: "La demonio de los mil brazos llameantes". Empieza Kathryn quien le propina un buen golpe a Megumi, y sigue atacando llevando ventaja.

- Vas bastante bien, Kathryn-san...Pero te cansas demasiado rápido, y....Creo que me toca el turno.

Un aura demoníaca rodea a Megumi y en dos segundos Kathyn recibió 200 puñetazos.

- ¿Te gustó eso, sucia furcia?

- *Jadeando* China de mierda... MUEREEE.

Kathryn dirige un ataque veloz con sus últimas fuerzas pero...Resulta parado con suma facilidad por Megumi.

- No por nada me llaman "La demonio de los mil brazos llameantes", así que...Creo que este será tu final.

Con la mano que tenía agarrando a Kathryn, Megumi le retuerce el brazo y de una patada con una fuerza bestial la tira al mar.

- Sayonara, y...Suerte con los peces.

Después de dar un paseo recorriendo la proa del transatlántico, Megumi se retira a sus aposentos pasando por otro pasillo distinto del anterior, este pasaba por el Salón y el bar, momento que aprovechó para tomarse un martini. Vuelve a su camarote y justo antes de entrar dice:

- Por fin me he librado de esa zorra, señor...

Se acuesta en su cama y cierra los ojos. Pasa toda la noche y dan las 12:00 del mediodía, hora a la que se despiertan Sebastian y Megumi y de repente una voz, que suena por megafonía dice:

- Por favor, diríjanse a tomar el desayuno ya que en breves se cerrará la cafetería, esperamos que hayan pasado una buena noche y les avisamos de que nuestro destino, Francia, está a pocas horas de aquí.

Deja de hablar la voz y tras unos segundos de silencio, Megumi interrumpió aquel desagradable e incómodo silencio:

- Señor, será mejor que vayamos a desayunar...

- Tienes razón, vayamos.

Se levantan de sus camas y se dirigen hacia la puerta.

- Por favor, ve tú delante Megumi...

- Pero...Está bien, si así lo desea.

Sale ella y justo cuando desaparece por el pasillo.

- En fin, ya queda poco...

Sebastian cierra la puerta y se dirige por el mismo camino por el que fue segundos antes Megumi. Los dos llegan a la cafetería tras un largo camino. En el momento en el que se sientan un camarero se les acerca y les pregunta:

- Señor, señorita, ¿qué desean tomar?

- Un café solo, por favor...

- Yo tomaré: Sopa de miso, arroz y de momento nada más...

- Está bien...

Se retira el camarero. Unos minutos después, vuelve a aparecer...

- Aquí tienen, señorita, señor... Disculpen la tardanza.

- No pasa nada... Puede retirarse, no necesitamos nada más.

Se marcha el camarero y ellos tranquilamente toman su desayuno, en lo que era un salón enorme, lleno de mesas y decorado con varias lámparas de araña colgando del techo trasparente, casi parecía que lo que ocurriría fuera también ocurría dentro... Después de terminar el desayuno, Sebastian y Megumi se levantaron de su silla.

- Bueno, Megumi, ¿damos un paseo por la cubierta?

- Sí, señor...

Salen por la gran puerta de madera del comedor y se dirigen a la parte de fuera. Unos minutos después se oye una voz:

- Señoras y señores, hemos llegado a nuestro destino.

El barco se para y nuestros protagonistas llegan a El Havre...

<- Capisodio Anterior | Capisodio 2.| Capisodio Siguiente ->

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar